Qué es la fluorización dental y por qué es tan importante en los niños

fluor

Existe un grupo de la población expuesto a un mayor riesgo de sufrir caries. En su alimentación diaria está muy presente el azúcar, el nutriente que la causa, no se lavan los dientes cada vez que los ingieren (porque no se encuentran en casa o porque lo hacen en varias ocasiones a lo largo del día) y, cuando sí que lo hacen, su higiene bucal resulta insuficiente o incorrecta. Son pequeños y eso les hace inexpertos. ¿De quienes estamos hablando? Por si quedan dudas, de los niños. Ni siquiera los más pequeños se libran de las caries. Pero existen formas de prevenir y controlar su aparición, algo importante y necesario.

¿Qué es una fluorización?

Se trata de un procedimiento por el que se aplica flúor sobre los dientes con el fin de prevenir la aparición de las caries. Es el complemento idóneo al flúor que se encuentra en el agua, algunos alimentos, dentífricos, complementos dietéticos…

¿Qué beneficios aporta el flúor en los dientes?

Aumenta la resistencia del esmalte a los ácidos que producen la caries, ralentizando el proceso de desmineralización de los dientes y aumentando su remineralización.

¿La fluorización es efectiva?

Según la OMS (Organización Mundial de la Salud), la fluorización reduce hasta un 50% el riesgo de sufrir caries. No nos asegura que jamás aparezcan caries en los dientes de los niños, pero desde luego nos permite controlar la aparición y desarrollo de las mismas.

¿En qué consiste una fluorización?

La fluorización es un procedimiento sencillo e indoloro. Consiste en la aplicación de moldes de plástico (cubetas) impregnados de gel fluorídico en los dientes del niño. Como sustituto del gel, también se puede utilizar barniz para pincelar los dientes.

¿Cada cuánto hay que realizar una fluorización?

La frecuencia dependerá de la edad y de la salud e higiene bucal del niño. Hasta que el niño cumpla 3 años es recomendable realizar este proceso 2 veces al año, pues está en la edad en la que las caries aparecen con mayor frecuencia. A partir de ese momento, se recomienda 1 vez al año.

Con todo, queremos apuntar que la fluorización tiene indicaciones concretas. En rasgos generales podemos decir que es un excelente método de prevención de caries, pero tiene muchas otras aplicaciones (como, por ejemplo, para reducir la sensibilidad de los dientes o para pacientes cuya producción de saliva es insuficiente). Y, aunque es muy indicado en niños, también es apto para mayores expuestos a situaciones concretas (como pacientes en tratamiento ortodóncico o radioterapia).

Esperamos que conocer un poco más sobre este procedimiento haya servido para concienciar de su importancia y necesidad para algunos niños propensos a la aparición de caries. Solo nos queda recordarte que para cualquier duda o consulta puedes ponerte en contacto con tu dentista.

Fuente: immedicohospitalario.es

Avatar

Dra. Carla Paola Cabrejos Achá

Autor desde:  5 noviembre, 2017

Odontóloga egresada de la Universidad de Aquino Bolivia
Cursos de Actualización en Cirugía Bucomáxilofacial y Educación Contínua en Cirugía Bucomáxilofacial (Unidad de Estomatología y Cirugía Bucomáxilofacial, Hospital de Clínicas Universitario)
Posgrado en Educación Superior (UDABOL)
Posgrado e Odontología Hospitalaria en FUNDECTO, São Paulo -Brasil.
Posgrado en Endodoncia (Colegio de Odontólogos La Paz)
Posgrado en Emergencias médicas en consultorio dental
Maestría en Investigación Ciéntífica (Actualmente)
Posgrado Cirugía Bucal
Miembro del Colegio de Odontólogos de La Paz
Miembro del Departamento Científico de Galenored Internacional
Publicaciones en Revista Medivisión