Lipotransferencia, alternativa en cirugía estética y reconstructiva

lipotransferencia_senos

La lipotransferencia o el uso de la grasa propia del cuerpo para corregir, a través de la cirugía plástica, defectos congénitos o adquiridos sin temor a que el organismo rechace el injerto, es una técnica más segura e igual de efectiva que la convencional.

La lipotransferencia es una técnica muy efectiva en casos de reconstrucción de mama y anormalidades faciales, así como en aumento de alguna parte del cuerpo como glúteos o mamas, de acuerdo con datos de la Sociedad Internacional de Cirugía Plástica Estética (ISAPS, por sus siglas en inglés), la demanda de las cirugías plásticas ha ido en aumento.

Entre 2015 y 2016, según la ISAPS, el aumento fue en promedio del 30 % en 2015 y en 2016, y es Estados Unidos el país que encabeza el mayor número de cirugías con 4,2 millones de operaciones estéticas.

México, es la quinta nación que más demanda este tipo de procedimientos, con un total de 923.243 anuales y son las mujeres las que buscan más operaciones de este tipo.

Sin embargo, en muchas ocasiones la alta popularidad de estos procedimientos lleva a las personas a optar por acudir a médicos no certificados que ponen en riesgo la vida de las pacientes.

Se debe crear consciencia. Muchas veces ponen polímeros, plásticos y lo que generan es una enfermedad por modelante que ocasiona una reacción inmune, la cual puede dañar muchos órganos y puede ocasionar la muerte, por eso la grasa es una buena alternativa.

De acuerdo con la Asociación Americana de Cirugía Plástica, en las últimas dos décadas la cirugía ha sido desplazada por una gran cantidad de soluciones y tratamientos mínimamente invasivos o inyectables y del 2000 al 2016 el incremento de este tipo de procedimientos fue del 180 %.

La lipotransferencia empieza con una liposucción, se quita la grasa de alguna zona del cuerpo que tenga exceso de la misma y se puede transferir a otra parte del cuerpo.

Se usa en cirugía estética para los glúteos, por ejemplo, o como relleno facial. En reconstrucción después de una mastectomía, mejora el grosor de la piel, lo que facilita cuando se pone el implante.

Se debe conocer bien cómo se realiza la liposucción y reconstrucción y cómo se maneja la grasa, deben ser cirujanos avalados que no pongan en riesgo la salud de los pacientes.

Finalmente, la experta señaló que aunque la lipotransferencia es una técnica segura, se debe tomar en cuenta los riesgos que, como en cualquier cirugía, representa.

Del mismo modo, que no todas las personas son candidatas a este tipo de procedimientos.

Lo primero que se debe tomar en cuenta es la salud. El médico debe hacer una valoración preoperatoria, si tienen enfermedades como diabetes, hipertensión y si están controlados debe hacerse procedimiento, pero debe verse cada caso en específico.

Fuente: http://bohemia.cu
Avatar

Dr. Dario Lautaro Suarez Oyhamburú

Autor desde:  30 octubre, 2017

- Universidad de Egreso: Universidad Mayor de San Simón - Cochabamba - Bolivia

- Estudios de Post Grado: Cirugía de Aparato Digestivo y Videolaparoscopia en el Hospital de la Real y Benemerita Sociedad Portuguesa de Beneficencia de Sao Paulo, Brasil
Cirugía Plástica, Estética y Reconstructiva en el Hospital de la Real y Benemerita Sociedad Portuguesa de Beneficencia de Sao Paulo, Brasil

Miembro titular de la Sociedad Boliviana de Cirugía Plástica y la Sociedad Boliviana de Cirugía Plástica Filial Santa Cruz. Miembro titular de la Federación Iberolatinoamericana de Cirugía Plástica (FILACP) y miembro titular de la International Confederation for Plastic, Reconstructive and Aesthetic Surgery (IPRAS).