Estenosis de la válvula aórtica

estenosis

Descripción general

La estenosis de la válvula aórtica, o «estenosis aórtica», se produce cuando la válvula aórtica del corazón se estrecha. Este estrechamiento impide que la válvula se abra por completo, lo que reduce u obstruye el flujo sanguíneo del corazón a la arteria principal del cuerpo (aorta) y hacia el resto del organismo.

Cuando el flujo de sangre que pasa por la válvula aórtica se reduce o se obstruye, el corazón debe trabajar más para bombear sangre al cuerpo. Con el tiempo, este esfuerzo adicional limita la cantidad de sangre que puede bombear el corazón, lo que puede provocar síntomas y, posiblemente, debilitar el músculo cardíaco.

El tratamiento depende de la gravedad de la afección. Es posible que necesites cirugía para reparar o reemplazar la válvula. Si no se trata, la estenosis de la válvula aórtica puede provocar complicaciones cardíacas graves.

Síntomas

La estenosis de la válvula aórtica puede ser de leve a grave. En general, los signos y síntomas de la estenosis de la válvula aórtica se manifiestan cuando el estrechamiento de la válvula es grave. Es posible que algunas personas que padecen estenosis de la válvula aórtica no tengan síntomas durante muchos años. Los signos y síntomas de la estenosis de la válvula aórtica pueden ser:

  • Sonido cardíaco anormal (soplo cardíaco) que se puede escuchar con un estetoscopio
  • Dolor en el pecho (angina de pecho) o presión con la actividad
  • Sensación de desmayo o de mareo, o desmayos al realizar actividades
  • Dificultad para respirar, especialmente después de realizar actividad física
  • Fatiga, especialmente durante los momentos de mayor actividad
  • Palpitaciones: sensación de latidos del corazón rápidos y agitados
  • No comer lo suficiente (especialmente en niños con estenosis de la válvula aórtica)
  • No aumentar de peso lo suficiente (especialmente en niños con estenosis de la válvula aórtica)

Como la estenosis de la válvula aórtica tiene efectos debilitantes en el corazón, puede producir insuficiencia cardíaca. Los signos y síntomas de la insuficiencia cardíaca comprenden fatiga, dificultad para respirar, y tobillos y pies hinchados.

Cuándo consultar al médico

Si tienes un soplo cardíaco, el médico puede recomendarte una consulta con un cardiólogo. Si tienes algún síntoma que pudiera sugerir estenosis de la válvula aórtica, consulta de inmediato con tu médico.

Causas

El corazón tiene cuatro válvulas que mantienen el flujo de sangre en la dirección correcta. Estas son las válvulas mitral, tricúspide, pulmonar y aórtica. Cada válvula tiene aletas (valvas) que se abren y se cierran una vez por cada latido del corazón. A veces, las válvulas no se abren o cierran adecuadamente, lo cual altera el flujo de sangre que pasa por el corazón y puede afectar la capacidad de bombear sangre al cuerpo.

En la estenosis de la válvula aórtica, esa válvula, que está ubicada entre la cavidad cardíaca inferior izquierda (ventrículo izquierdo) y la arteria principal que transporta sangre del corazón al resto del cuerpo (aorta), presenta un estrechamiento (estenosis).

Cuando la válvula aórtica se estrecha, el ventrículo izquierdo tiene que esforzarse más para bombear suficiente sangre a la aorta y al resto del cuerpo. Esto puede hacer que el ventrículo izquierdo se engrose y agrande. Con el tiempo, el esfuerzo adicional que hace el corazón puede debilitar el ventrículo izquierdo y el corazón en general, lo cual, en última instancia, puede provocar una insuficiencia cardíaca y otros problemas.

La estenosis de la válvula aórtica puede manifestarse por varias causas, entre ellas:

  • Defecto cardíaco congénito. La válvula aórtica está compuesta por tres solapas de forma triangular de tejido, denominadas «valvas», que se cierran herméticamente. Algunos niños nacen con una válvula aórtica que tiene solo dos válvulas (bicúspide) en lugar de tres. Algunas personas también pueden nacer con una valva (unicúspide) o con cuatro valvas (cuadricúspide), pero no es frecuente.
    Este defecto puede no causar problemas hasta la adultez, momento en el que la válvula puede comenzar a estrecharse o a tener filtraciones, por lo que es posible que sea necesario repararla o reemplazarla.
    Tener una válvula aórtica con una anomalía congénita requiere evaluación periódica por parte del médico para detectar problemas. En la mayoría de los casos, los médicos no saben por qué una válvula cardíaca no se forma correctamente, por lo que no es un factor que podrías haber evitado.
  • Acumulación de calcio en la válvula. Con la edad, las válvulas cardíacas pueden acumular depósitos de calcio (calcificación de la válvula aórtica). El calcio es un mineral que está presente en la sangre. A medida que la sangre fluye reiteradamente por la válvula aórtica, se pueden acumular depósitos de calcio en las valvas de la válvula. Esos depósitos de calcio no están vinculados con la ingesta de tabletas de calcio ni con tomar bebidas fortificadas con calcio.
    Es posible que esos depósitos nunca causen problemas. Sin embargo, algunas personas —en especial aquellas que tienen una válvula aórtica con una anomalía congénita, como la válvula aórtica bicúspide— presentan depósitos de calcio que provocan rigidez en las valvas de la válvula. Esa rigidez ocasiona el estrechamiento de la válvula aórtica y puede ocurrir a una edad temprana.
    No obstante, la estenosis de la válvula aórtica relacionada con la edad avanzada y con la acumulación de depósitos de calcio en ella es más frecuente en las personas mayores. En general, no provoca síntomas hasta los 70 u 80 años.
  • Fiebre reumática. La fiebre reumática, complicación a causa de una infección por amigdalitis estreptocócica, puede provocar la formación de tejido cicatricial en la válvula aórtica. Este puede hacer que la válvula aórtica se estreche y genere una estenosis de la válvula aórtica. También puede crear una superficie áspera donde se acumulen los depósitos de calcio, lo que puede contribuir a causar una futura estenosis aórtica.
    La fiebre reumática puede dañar más de una válvula del corazón y de varias maneras. Una válvula del corazón dañada puede no abrirse o cerrarse por completo, o no hacer ninguna de esas acciones. Si bien la fiebre reumática es poco frecuente en los Estados Unidos, algunas personas mayores tuvieron esta enfermedad de pequeñas.

Factores de riesgo

Los factores de riesgo de estenosis de la válvula aórtica comprenden:

  • Edad avanzada
  • Ciertas afecciones cardíacas presentes al momento del nacimiento (enfermedades cardíacas congénitas), como la válvula aórtica bicúspide
  • Antecedentes de infecciones que pueden afectar el corazón
  • Tener factores de riesgo cardiovascular, como diabetes, colesterol alto y presión arterial alta
  • Enfermedad renal crónica
  • Antecedentes de radioterapia en el tórax

Complicaciones

La estenosis de la válvula aórtica puede producir complicaciones, entre ellas:

  • Insuficiencia cardíaca
  • Accidente cerebrovascular
  • Coágulos sanguíneos
  • Sangrado
  • Anomalías en el ritmo cardíaco (arritmias)
  • Infecciones que afectan el corazón, como la endocarditis
  • Muerte

Prevención

Algunas maneras posibles de evitar la estenosis de la válvula aórtica comprenden las siguientes:

Tomar medidas para evitar la fiebre reumática. Para ello, consulta al médico si tienes dolor de garganta. Una amigdalitis estreptocócica no tratada puede transformarse en fiebre reumática. Por suerte, en general, la amigdalitis estreptocócica se puede tratar fácilmente con antibióticos. La fiebre reumática es más frecuente en los niños y los adultos jóvenes.

Abordar los factores de riesgo de tener enfermedad de las arterias coronarias. Estos factores comprenden presión arterial alta, obesidad y niveles elevados de colesterol. Estos factores pueden estar vinculados con la estenosis de la válvula aórtica, por lo que es recomendable controlar el peso, la presión arterial y los niveles de colesterol si tienes la afección.

Cuidar los dientes y las encías. Puede haber una asociación entre la infección de las encías (gingivitis) y la infección del tejido del corazón (endocarditis). La inflamación del tejido del corazón que se produce por una infección puede causar el estrechamiento de las arterias y agravar la estenosis de la válvula aórtica.

Una vez que te enteras de que tienes estenosis de la válvula aórtica, el médico puede recomendarte restringir la exigencia física para evitar sobrecargar el corazón.

Fuente: mayoclinic.org

Avatar

Dr. Erick Hornez Fernandéz

Autor desde:  25 octubre, 2017

- Título Universitario de Medico Cirujano
Universidad Mayor de San Simón – Cochabamba – Bolivia
Fecha de graduación febrero de 1992

- Residencia Médica en Cardiología Clínica
Instituto Dante Pazzanese de Cardiología
San Pablo – Brasil (1993-1995)

- Subespecialidad en Cardiología Intervencionista y Hemodinamia
Hospital de Beneficencia Portuguesa – Equipo de Siguemituso Arie
San Pablo – Brasil (1995-1997)

- CERTIFICADO DE ESPECIALISTA EN CARDIOLOGÍA
Colegio Médico de Bolivia y Sociedad Boliviana de Cardiología
Octubre de 1997

- MEMBRECÍAS A SOCIEDADES CIENTÍFICAS
COLEGIO MEDICO DEPARTAMENTAL DE SANTA CRUZ
Socio desde mayo de 1997

SOCIEDAD BOLIVIANA DE CARDIOLOGÍA
Miembro Titular desde Abril del 2002

Sociedad Latinoamericana de Cardiología Intervencionista
(SOLACI) Miembro Pleno desde 2005
Delegado nacional (2008-2010)