En EU, transplantan oreja que 'creció' en brazo de una mujer

trasplante

Hace dos años, la soldado Shamika Burrage perdió su oreja izquierda en un accidente automovilístico y los cirujanos “hicieron crecer” una nueva oreja en su brazo para hacer un transplante.

Shamika Burrage es una mujer soldado estadunidense que en 2016 perdió su oreja izquierda en un accidente automovilístico.

Ahora, dos años después, está lista para que cirujanos de la Armada de su país le transplanten una nueva oreja que creció en uno de sus brazos. La reconstrucción de este órgano es el primero en su tipo que hace la Armada de Estados Unidos y se logró gracias a que los doctores “cosecharon” cartílago de las costillas de Shamika, formaron una nueva oreja y esta fue colocado bajo la piel de su brazo derecho para permitir que creciera.

“La meta es que cuando todo esto termine ella se sienta bien, se vea bien, y en cinco años si alguien no la conoce, no podrán notar el cambio. Como una soldado joven y activa, merece la mejor reconstrucción que pueda obtener”, dijo Owen Johnson, el jefe del departamento de Cirugía Plástica y Reconstructiva, al portal de noticia de la Armada estadunidense.

En 2016, luego de unos días de descanso, Shamika volvía a la fortaleza a la que fue llamada en Texas desde Mississippi, estado donde vive su familia. Durante el viaje, una llanta delantera del auto tronó, lo que provocó que el vehículo girara más de 200 metros para después volcarse en varias ocasiones.

Shamika viajaba con una prima, quien resultó con heridas menores, sin embargo la soldado fue expulsada del auto y sufrió heridas severas en la cabeza, fracturas en la espina dorsal y pérdida completa de la oreja izquierda. La joven, que en ese entonces tenía 19 años, fue llevada al hospital y recibió atención médica y luego rehabilitación por varios meses. Shamika comenzó a recibir terapia psicológica para manejar las emociones causadas por el accidente y los cambios en su apariencia.

“No me sentía cómoda con la forma en la que me veía, por lo que los médicos me conectaron a Cirugía Plástica”, explicó la joven. En un inicio se negó a la reconstrucción completa, pero poco a poco se convenció que era mejor tener una oreja nueva. La nueva oreja fue colocada bajo la piel del brazo para permitir una neovascularización, es decir, la formación de nuevos vasos sanguíneos. Esta técnica permitirá que, una vez que el proceso de rehabilitación se complete, Shamika vuelva a tener sensaciones en esa oreja.

Fuente: beta.milenio.com

Avatar

Dr. Javier Cossio Salvatierra

Autor desde:  15 febrero, 2018