El secreto oculto de unos glúteos firmes

gluteos-

Añadir forma y definición a las nalgas o redibujar la elevación de los glúteos cuando los tejidos ya han perdido consistencia es un procedimiento habitual en Clínica Planas. Y es que el cuidado del cuerpo es algo que preocupa tanto a hombres como a mujeres y, por lo general, una de las partes en la que todos admiten fijarse son los glúteos. La región glútea es una zona que en los últimos años ha ido adquiriendo mayor protagonismo y su mejoría estética puede conseguirse, si no se ha hecho con ejercicios físicos, mediante la utilización de prótesis especiales que se escogen para cada caso concreto.

La intervención de aumento de glúteos se realiza en decúbito prono, es decir, “boca abajo” y la cicatriz queda escondida en el pliegue ínter glúteo. A través de esta incisión, las prótesis glúteas, especialmente diseñadas para esta zona, se colocan a nivel subfascial, submuscular o intramuscular, en función de cada caso y del volumen requerido. Tiene una duración de entre 90 y 120 minutos y el paciente puede retomar su actividad al día siguiente de la intervención.

Los resultados que se consiguen son naturales y se aprecian a partir de los 2 meses de la intervención. Aunque el resultado definitivo no se puede apreciar hasta transcurrido un año.

A continuación, aclaramos algunos mitos de la intervención:

Se pueden aumentar los glúteos sin necesidad de implantar prótesis. VERDADERO

Efectivamente, mediante lipoinyección de grasa propia del paciente en la misma zona donde se ubicarían las prótesis. Se efectúa inyectando la grasa en diferentes planos. Ahora bien, se necesita mucha cantidad, de forma que sólo es posible si el paciente desea al mismo tiempo que se elimine un gran exceso de grasa de sus muslos, abdomen, etc., mediante liposucción y se pase a los glúteos para obtener dos beneficios de esa intervención.

Hay ejercicios físicos prohibidos tras una intervención de prótesis de glúteos. FALSO

La práctica de ejercicio no está contraindicada tras esta operación pero se deberá ser prudente en los ejercicios específicos de musculación de la zona. Se deberá esperar un mes tras la intervención para iniciar la actividad deportiva.

Modelos y actores son, en su mayoría, la inspiración para realizar esta intervención. VERDADERO

Efectivamente, es frecuente que las personas que hayan apostado por aumentar sus glúteos pidan conseguir unos glúteos parecidos a los de algún actor. Un ejemplo de estos elegidos es Antonio Banderas. Las mujeres, sin embargo, suelen fijarse más en los de las numerosas modelos que aparecen en las portadas de las revistas femeninas.

Las inyecciones intramusculares no están permitidas. VERDADERO

Efectivamente, no se pueden realizar inyecciones intramusculares en los glúteos si se es portador de prótesis de glúteos; se deberán practicar en otras zonas como los muslos por ejemplo

Es una intervención que puede ocasionar riesgos específicos. VERDADERO

Aunque las complicaciones son muy infrecuentes, los implantes de prótesis de glúteos pueden acarrear algunos riesgos como la pérdida temporal o permanente de la sensibilidad de la piel en algunas zonas; la extrusión (exposición) de la prótesis por falta de una capa de tejido o un infección, pudiendo hacer necesaria su extracción; la contractura capsular o endurecimiento del tejido fibroso que el organismo crea alrededor de la prótesis; el desplazamiento de la prótesis, éste caso casi siempre relacionado con un reinicio precoz del ejercicio; la alteración de la cicatriz que, de producirse, necesitaría tratamiento adicional; y el seroma, o acumulación de fluido alrededor del implante después de la cirugía, un trauma o ejercicio vigoroso, que debería corregirse con un tratamiento para drenarlo.

La intervención de aumento de glúteos requiere muchos cuidados tras la operación. FALSO

La intervención no requiere cuidados postoperatorios especiales, excepto la utilización de antisépticos en la región perineal durante una semana. Las suturas de la herida se retiran a partir de los 15 días y se puede empezar a hacer deporte a partir del mes de la intervención. Tras la operación sólo hay una precaución especial y es que, como hemos dicho anteriormente, cuando se requiera la administración de medicamente por vía intramuscular, se deberá practicar en otras zonas como por ejemplo los muslos.

Fuente: vanitatis.elconfidencial.com

Avatar

Edgar Achá Vargas

Autor desde:  7 noviembre, 2017

Estudió Medicina en la Universidad Mayor de San Simón donde obtuvo el título de Medico Cirujano. Especializado en la Clínica Privada Modelo de Lanús y en el Hospital Universitario Evita de Lanús,BUENOS AIRES - ARGENTINA. Especialista en Cirugía General y Cirugía Plástica, Estética y Reparadora. Titulación Recertificada por el Colegio Médico de Bolivia y la Sociedad Boliviana de Cirugía Plástica. Miembro de la Federación Iberolatinoamericana de Cirugía Plástica( FILACP), Miembro de la International Plastic Reconstructive Aestetic Surgery ( IPRAS ) y de la Sociedad Boliviana de Cirugía Plástica.