¿Cuánta grasa se debe extraer en una liposucción?

grasa

La liposucción generalmente las zonas afectadas es una técnica ideal para muchas zonas corporales, sin embargo dentro de las zonas más afectadas se encuentra el abdomen, los glúteos, brazos, cuello, etc.

La liposucción es una cirugía que extrae la grasa localizada y moldea y como toda cirugía plástica tiene riesgos significativos, pero cabe resaltar que no es una alternativa al ejercicio, ni a la dieta y tampoco es un método de pérdida de peso.

De acuerdo al paciente, el método a utilizar es el especialista quien determina la cantidad de grasa a extraer, de acuerdo siempre a las condiciones del paciente. La grasa a extraer es por lo general es menor a 5 kilogramos, pues cuanta más grasa se extraiga, más alto es el riesgo quirúrgico.

La eliminación de grandes volúmenes de grasa es un procedimiento delicado que en muchas ocasiones puede llegar a ser mortal, pues la seguridad de la intervención está directamente relacionada con el tejido eliminado, la anestesia seleccionada y la salud general del paciente.

No todas las personas son candidatas para una liposucción, por eso la característica principal es que la persona debe ser mayor de 18 años, tener una buena salud y haber intentando bajar de peso por otros medios sin poder lograrlo.

Una de las mejores maneras de saber si nuestro peso es saludable y correcto para nuestra estatura, es calculando el índice de masa corporal (IMC), para saber la cantidad de grasa corporal que tenemos.

¿Cómo calcular la grasa extraer en la liposucción?

El IMC determina cuánta grasa tiene una persona debe pesar de acuerdo a su estatura y para ello basta con multiplicar su peso en libras por 703, esta cantidad la dividimos por la estatura en pulgadas y posteriormente se vuelve a dividir esa respuesta por la estatura en pulgadas.

Si el índice de masa corporal esta por debajo de los 18.5, usted esta por debajo del peso ideal, pero si por el contrario la masa corporal supera los 40, usted presenta obesidad extrema o de alto riesgo. Si su IMC esta entre los 18.5 y los 24.9, es usted saludable y esta dentro de los parámetros normales.

Teniendo en cuenta el IMC de una persona, se determinará el nivel de seguridad de una liposucción y el éxito de la misma, pues éstos procedimientos se pueden realizar de manera segura dependiendo de la cantidad de grasa que la persona tenga en su cuerpo.

Por medio de la liposucción se puede eliminar el volumen o la cantidad de tejido graso, los factores de riesgo en estos casos se encuentran en los procedimientos en donde se lipoaspira 5 o más litros de grasa, considerándose una liposucción de gran volumen y en donde se encuentra el mayor riesgo de complicaciones, según los parámetros tradicionales de la cirugía plástica.

Teniendo en cuenta que el IMC determina el peso ideal de una persona con respecto a su estatura y peso, los profesionales del sector pueden usar dicho calculo para determinar la grasa que se puede extraer de manera segura.

Extrraer grasa en exceso puede generar un trauma quirúrgico considerado como tóxico para los pacientes, pues se considera que eliminar entre 6 a 9 litros de grasa en un solo día es mucho más peligroso que eliminar 2 o 3 litros de grasa en varias intervenciones, separadas por un lapso de un mes de diferencia.

Teniendo en cuenta que la liposucción es una cirugía estética que no es de urgencia, el paciente no se deberá exponer a riesgos innecesarios, además el objetivo del procedimiento no es eliminar toda la grasa corporal, sino mejorar los resultados estéticos.

Si un paciente pesa 50 kg, la extracción de 1 litro de grasa puede ser excesivo, pero sin embargo para un paciente que pesa 100 kg, la extracción de 4 litros de grasa no es para nada riesgoso, sin embargo dicha decisión la debe considerar el médico cirujano experto en la materia.

¿Cuál es la mejor edad para someterse a una liposucción?

La edad mínima recomendada para una liposucción es la finalización del crecimiento, ósea cuando la mujer está en los 18 años, pero al someterse a dicha intervención no se logran perder kilos, para ello es necesario un cambio de hábitos alimenticios y la realización de ejercicio físico, no obstante. sí una mujer que ha estado en embarazo, que ha subido y bajado mucho de peso y tiene un abdomen protuberante con flacidez y separación de los músculos abdominales, lo mejor es acudir a una abdominoplastia, ya que con solo la liposucción en el abdomen no se notará la pérdida de peso porque la grasa pesa muy poco, mientras que con la abdominoplastia se elimina una gran cantidad de piel y grasa, consiguiendo un abdomen firme y atractivo.

Es recomendable asociar la liposucción a una dieta y rutina de ejercicios para conseguir mejores resultados y llegar a perder entre 2 y 3 tallas.

El volumen de grasa que se puede eliminar en un paciente depende de el peso base, el cual debe ser un 10% como tope máximo. No se recomienda operarse a una persona que tenga un IMC superior a 28 ya que esto se consideraría un riesgo, además el paciente debe tener un conteo adecuando de glóbulos rojos, ya que la extracción de grasa va acompañada de pérdida de sangre.

Fuente: clinicasesteticas.com.co

Avatar

Dr. Rembert Lijerón Arias

Autor desde:  8 octubre, 2017

Cirugía Plástica Estética y Reconstructiva realizada en la Real y Benemérita Asociación Portuguesa de Beneficencia Hospital “San Joaquín” y en el Hospital “Heliópolis”. 2003-2007. Sao Paulo, Brasil.